Temas ActivosTemas Activos  Mostrar la lista de miembros del foroLista de miembros  Buscar en el foroBuscar  AyudaAyuda
  RegistrarRegistrar  Iniciar sesiónIniciar sesión
Autores
 Libre Albedrío : Autores
Asunto Tema: Eduardo Gudiño Kieffer Responder mensajeEscribir nuevo tema
Autor
Mensaje << Tema anterior | Tema siguiente >>
Tormenta
Demente
Demente
Avatar

Ingresado: 06 Junio 2004
Lugar: Argentina
Conectado: Desconectado
Mensajes: 6075
Escrito el: 14 Marzo 2008 a las 14:24 | IP registrada Citar Tormenta

finalmente, encontrè el libro que buscaba.
como no hay en internet pràcticamete nada sobre èl, me permitì copiar un par de capìtulos:


Titulo del libro: Para comerte mejor.
Autor: Eduardo Gudiño Kieffer
Primera ediciòn: 7.12.68


PROLOGO QUE PUEDE SERVIR DE EPILOGO


Porque sabìa (o porque no sabìa) que todo estaba destinado a terminar asi:
Porque pensaba que escribir ya no valìa la pena, y supuso que Mierdalìn y Mierdalòn sobrevivirìan a pesar de todo;
Porque el mundo fue y serà una porquería ya lo se (quièn no lo sabe), pero vale màs vivirlo, ambalache y todo como es, que pensarlo aristotélicamente, kantianamente, sartreanamente. O que cantarlo en letras de tango. Y morirse es la mejor manera de vivir cuando uno mismo se da el gusto de elegir el momento y la forma;
Porque estaba carcomido de palabras, enfermo de palabras, atado de palabras, asesinado de palabras, ya casi muerto de palabras;
Porque no pudo (por què no pudo?) asir a Cecilia, sacàndola del àmbito de la fantasìa, dàndole una piel y una voz, piel y voz para Cecilia, Ceciliazul, Ceciliacielo, Ceciliasueño…
Por todo eso.
O por nada de eso, tal vez por nada de eso, tal vez simplemente porque si. Pero la cosa es que Sebastián dijo o pensò basta, stop, alto. Y sacò el pasaje en Constitución y tomò aquèl tren a Mar del Plata y allì tuvo lugar el accidente, como dijeron los diarios, la radio, la tele. Joven imprudente desaparecido búsqueda infructuosa. Y otras originalidades por el estilo.
Allì fue. En el sitio justo. Entre Playa Chica y Playa Grande, después de una caminata por las rocas, siguiendo el rastro de esa desconocida familia Maugeri que escribiò con letras coloradas en casi todas las piedras: “Flia. Maugeri, 10/3/67”.
Allì fue, frente al mar en julio, què frio; el propio Sebastián pensò sin duda què frìo a quièn se le ocurre suicidarse en invierno con el agua tan helada, pero fue solo un segundo y después del golpe, la espuma, gluglù, todo eso.
Y esta es la historia que podrìa ser triste si solo se tiene en cuenta el final de muerte por agua, Phlebas the Phonetican, a fortnight dead (Sebastián solòa declamarlo, loquito por T.S.), pero que no es nada triste si se considera que Sebastián hizo al fin y al cabo lo que se le dio la santìsima gana. Qhe eligiò. Que tal vez pensò en su libro sin terminar, en el dolor de los que quedaban, en las deudas pendientes…
No, nada triste si se razona que revòlver o barbitúricos o mar pueden constituir un casi rosado happy end para esta cosa temporal que no pedimos, que nos cayò de arriba; si se imagina uno el buen chiste que puede resultar para Alguien el hecho de no pedirle ni necesitar su intervención en el instrascendente acto de suprimirse de una vez.
Y ademàs… por què la tristeza? Salvo para los titulares de Sagan, de nada sirve la tristeza. Esa era una de las cosas que decìa Sebastián, o que escribiò a medias entre tantas otras cosas dichas o escritas tambièn a medias en una mesa de cafè, o en uina cama, o apoyado en el buzòn de la esquina. Cosas que tal vez estèn de màs en esta historia, que deberìa ser objetiva, realista, fiel a los hechos; una parabròjica foto de la vida y de la muerte de Sebastián, veinticuatro años, un metro setenta y ocho, ojos castaños, cabello negro, señas particulares ninguna, estudiante, domiciliado en la Capital Federal. Sebastián. Oh Sebastián, a fortnight dead.
Caben todas las conjeturas posibles.
Conjeturas de la policía, siempre tan inteligente, tan sutil, tan guardiana de nuestros esquemas democràticos, tan tranquila porque este tipo estaba fichado aunque de èl no se pudo afirmar nunca nada, y justamente por eso resultaba sospechoso.
Conjeturas de madre desmelenada, desesperada, desconsolada por carencia de ataùd para abrazar y misa de cuerpo presente (el cadáver no fue recuperado)
Conjetura de amigos pero còmo si ayer nomàs te acordàs hermano.
Conjeturas de cualquiera que se quedò plantado, esperando a Sebastián en una esquina, por què no vendrà este coso fallito, me dijo a las cinco menos cuarto.
Conjeturas de Flor de Irupè, mezcladas con plegarias a Ceferino, a Gardel, a Evita.
Conjeturas de Robbie al leer el cuaderno roñoso donde Sebastián escribìa aquèllo destinado a ser su novela roñosa, su novela irritante, dègoutant, disgusting, chocante, molesta, jodida; tal como debe ser la novela de un tipo de veinticuatro años en la segunda mitad de este siglo; su novela sin principio ni final, sin lògica, sin ataduras de gramàtica ni sintaxis, sin hilo argumental, sin tiempo interior, sin teorìas; su novela sin importancia (porque si te ponès a dar importancia a lo que escribìs en este tiempo de medios de comunicación masiva y teletreatros de Nenè Cascallar sos un ingenuo o un desubicado), su novela libèrrima, inconclusa, la beautè sera convulsive o une sera pas, Nadja vieja y peluda.
Conjeturas de ana, todavía indrèdula, todavía no decidida a caer en el abismo de la ausencia desesperante, todavía pensando si me baño se me irà del cuerpo el ùltimo rastro de su cuerpo y entonces mejor no me baño, no me bañarè nunca màs, nunca màs, nunca.
Conjeturas de todos los que lo conocieron: y tambièn de los que no lo conocieron y leyeron la noticia (o la oyeron) y seguramente pensaron ah esta juventud de hoy sin ideales, en mis tiempos nadie se suicidaba, callate viejo no digàs eso, acordate de la pobre Nèlida; ah bueno que querès pero la Nèlida sabìa que no tenia remedio.
Y conjeturas del que escribe esto y al escribirlo no sabe aùn por què lo escribe, del que ignora las razones que lo obligan a dejar hablar a la Lexicon 80, tipi tip tip tap todo el tiempo dale que te dale; del que tiene apenas una vaga nociòn de Sebastián, de Cecilia, de Flor de Irupè, de Robbie (nociòn que seguramente no serà mucho màs clara al escribir la palabra “fin”); del que sin embargo està aquì, dispuesto a mezclarse con ellos y con aquèllos que seguramente apareceràn en el camino, còmo no van a aparecer si todos los dìas uno encuentra a alguien en las veredas, en el subte, en los zaguanes, en los cines, en los ascensores; còmo no van a aparecer…
Conjeturas, conjeturas, conjeturas hasta el infinito; conjeturas de toda especie y al divino botón porque para ellas no hay respuesta sino epitafio, ese epitafio que Sebastián mismo hubiera dictado, que Sebastián mismo me està dictando, descalzo, despeinado, con el mate en la derecha como si el mate fuera la calavera de Yorik y diciendo:

CONSIDER PHLEBAS, WHO WAS ONCE HANDSOME AND TALL AS YOU…


Del cuaderno de Sebastián
"Juro que nací sin querer, hace alrededor de veinticuatro años, en esta ciudad tan absurda como su nombre y por obra y gracias de algún Espíritu Vagabundo que poco o nada debía ser Santo. Estas meras suposiciones obedecen sola mi innata desconfianza, puesto que social y legalmente mi padre fue un honesto burguès, figura de pro ornada con las virtudes de la honrradez y la hombrìa del bien, cuya ejemplar existencia tronchò la implacable guadaña de la Parca cuando iba a ser elegido presidente del Cìrculo de Residentes Piamonteses, dejando asì un vacìo que etcétera etcétera, todo segùn la oraciòn fúnebre pronunciada en la Chacarita cuyos recortes conservo para añadir a mi propio “currículo vitae”.
Y con este ridículo hecho involuntario (nacer, digo), entré en el ciclo de la vida, o sea en la suma de los miedos de perderla, en las repetidas muertecitas cotidianas, en las búsquedas de entretenimiento para no aburrirse mientras las horas se nos escapan inexorablemente (como arena entre los dedos, diría algún amigo más o menos poeta).
Los vehementes e irrefutables indicios de mi anatomía me ubicaron desde el vamos, en ese casillero cuyo cartelito reza: “sexo masculino”, y en el que son clasificados y empaquetados artìculos legìtimos e imitaciones (algunas burdas, otras de ineludible calidad). En consecuencia, recibì tambièn un nombre masculino, una educación masculina, ropitas celestes, etcétera.
Tuve (tengo, mejor dicho) una Madre amantìsima y deliciosa, bella e inteligente, creo. Ella continuò los negocios del viejo y los multiplicò. ¡Por algo se llama Fortuna! Nunca supe responder muy bien a su cariño, ya que siempre preferì el biberón a los medios alimenticios naturales (¡oh Freud!) mi primera palabra no fue “mama” sino “caca”. Esto no prueba mi temprana vocaciòn por la coprofagía, como pretenderà algún psicoanalista o algun biògrafo (porque algún dìa tendrè biògrafos), sino que representa el primer paso de mi lucha por la paz interior. Lector, es necesario que lo reconozcas, aunque sea en tu fuero ìntimo: nada hay en el mundo que te reconcilie tanto contigo mismo como el dulce, natural y tranquilizante hecho de cagar.
Pero dejemos la filosofìa. Mi infancia estuvo llena de cosas lindas, como todas las infancias. Y de cosas feas, como todas las infancias. No he sido en este rubro muy original, porque quizàs tampoco me dieron a elegir. Jardìn de infantes, escuelas, viajes a Italia con mamà porque papà muriò cuando yo era muy chico. Educación burguesa, que le dicen. San Martín libertò a la Argentina, Chile y Perù. Làbaro es sinònimo de bandera pero no tanto. La Argentina es el granero del mundo, la esperanza de Amèrica. Etcétera.
No tuve amigos de infancia, pero cuando me inculcaron la excitante idea del pecado original ellos nacieron de mi propia invenciòn, como Cristo de un dogmàtico caso de partogènesis. Fueron dos compañeros discretos, insuperables, marnìficos: Mierdalìn el Bueno y Mierdalòn el Malo, el primero junto a mi corazòn, el segundo…. Bastante mas abajo. Pero los dos siempre conmigo, siempre. Cuando jugaba a Antón Antón Pirulero cada cual cada cual atiende su juego. Cuando mordìa la hostia para ver si le salìa sangre. Cuando descubrìa en los graffiti de las paredes de los baños pùblicos ciertos encantadores misterios revelados no muy sibilinamente. Siempre, si. Mierdalòn me enseñaba a masturbarme, ay, dulcemente, mientras Mierdalìn llamaba a gritos al Angel de la Guarda en huelga perpetua. Mierdalòn hacìa que me escapara de la doctrina; Mierdalìn me obligaba a regresar con unos ataques de arrepentimiento y misticismo que por poco no se concretaban en vocaciòn religiosa.
Lo cierto es que mis perpetuos minùsculos inquilinos crecieron conmigo. Viven aùn conmigo. Suelen despertar cuando me duermo, entonces se me salen por la boca y caminan sobre mi cuerpo. Duermo desnudo. Y a ellos, que tienen espìritu aventurero, les gusta pasearse por las suaves colinas, por los bosques de pelos, por el cràter del ombligo, por todos esos sitios que no por conocidos dejan de parecerles pintorescos, agradables y hasta confortables. Pero mientras Mierdalìn ama recostarse sobre mi tetilla izquierda, apoyando su cabeza sobre la piel para contar los latidos del corazòn, oh vìscera romàntica, Mierdalòn prefiere los lugares donde el bosque se hace màs espeso, donde en cualquier momento puede temblar la tierra y erguirse la traidora montaña replegada ominosamente.
Tambièn acostumbran a llegar hasta mis orejas, traviesos liliputieneses. Si sopla en ellas Mierdalìn sueño que vuelo, me transformo en un cordero blanco triscando en un prado de margaritas, soy el Niño Dios en un pesebre donde hasta el asno porta la aureola con vaticana dignidad, entro en el Paraíso en medio de un coro de justos serafines de querubines de vírgenes de santos de elegidos. Aleluya. Tin ton tan, tintinean las llaves de San Pedro que me abre las puertas sin pedir carnet. Y camino por una larguìsima alfombra de pètalos. Allà en el fondo hay una luz resplandeciente y un trono de oro. Vacìo, por supuesto. Porque me està esperando. Porque me voy a sentar en èl.
Pero si sopla Mierdalòn los sueños cambian. Soy entonces el vampiro que desentierra los huesos de mi padre y con ellos hace harina y con la harina un pan tierno, crujiente, perfumado, que da gusto de morder. O el sacerdote que con el cuchillo de obsidiana sacrifica a mi Madre, para ofrecer su corazòn a una deidad tatuada y emplumada. Pero el cuchillo permanece clavado entre sus seños blancos y ella se rie a carcajadas y no se muere nada, còmo va a morirse mi Madre, Acca Laurentia, Bonna Dea, Tanaquil, Isis, Marìa Santìsima, Fortuna obsequens, Fortuna saudela, Fortuna viscata, Fortuna mascula, Fortuna viriles, Fortuna muliebris. Còmo va a morirse ella.
No, no se muere. Es eterna. Eterna en su templo, ellà en el piso quince de Belgrano. Ese templo que yo compartìa hasta que los revolucionarios Mierdalìn y Mierdalòn me obligaron a alquilar una pieza donde vivo solo desde los veintidós años , donde trato de ser yo con tanto trabajo, donde escribo èsto, que ellos me dictan. “Poète, prends ton luth!”, declama Mierdalìn con una tùnica que lo asemeja remotamente a Berta Singerman. “Dale, ñato, escribì”, gruñe Mierdalòn. Y es el Gènesis. El Gènesis por Sebastián. Sebastián crea el Cielo y la Tierra. Sebastián y Mierdalìn y Mierdalòn y los que fueron y los que seràn. Primero el tohu-bohu, las tinieblas frente al abismo, el espìritu de Sebastián flotando sobre las aguas de palabras, rascàndose la cabeza y murmurando latines: “De nihilo nihilum, nihil posse reverti”. Mierdalìn ordenando: “Hàgase la luz”. Y se encienden todas las luciérnagas, todos los faroles a gas de mercurio, todos los chillones carteles de neòn. Escribir. Escribirse. Hacerse uno mismo a su propia imàgen y semejanza. De puro barro. Dejàndose toditas las costillas porque es mejor estar solo que mal acompañado. Y sin reposar al sèptimo dìa. Reposar es aburrirse. Mejor cultivar el jardìn de la Voluptuosidad, mejor abrir todas las duchas del diluvio, mejor asesinar a Abel dìa por medio, mejor disfrazarse de Ângel y visitar Sodoma, mejor bailar el papa pata con la mujer de Putifar. Es la ùnica manera de vivir. La ùnica manera de lograr que las flores se transformen en pàjaros y los pàjaros en flores, que los àrboles caminen, que los ahorcados del placard canten Falstaff, que Lady Macbeth se quite los dientes postizos. La ùnica manera. La ùnica”.



......

buscando, buscando.... en un foro o blog, encontrè este comentario, cuyo autor no pongo pues ahora no he podido volver a encontrarlo, pero que me parece escrito muy en la onda del autor del libro:


Sin duda es a eso que te referías.. esas ganas de tener más repetidas muertes en la vida.. encontrar un esqueleto en tu armario. Sebastián, claro.
Harto de este día, que comienza, que termina. Sebastián, chico que mastica las palabras, y las vomita, y las vuelve a crear, y se asfixia, y se ahoga. Sebastián, con su cuerpo lánguido y poco a poco destrozado en pequeñas filetas de carne. Vos, que siempre pensabas que estabas solo. Lo estás. No hay nada acá que te rodee.
Mierdalín y Mierdalón, que se suben a tus hombros carcomidos y soplan en tu oreja" mentira, mentira" y te suben al cuello unas tremendas ganas de expirar. Deseando ser aunque sea un poco más rojo. Ser un tipo como vos, sin lógica, sin ataduras de gramática, sin sintáxis, sin hilo argumental, sin tiempo interior, (SIN TIEMPO), sin teorías, sin importancia. Sumiso en el heroico silencio, del que tanto te regocijas.
Sebastián, que te conocí sin querer, que vi en ti algo más que un corazón de tinta, una figura más de los hijos de papel. Que pude oír más allá de tu eterno T.S (maldito poeta norteamericano).
Ahora mismo no sé bien que decirte, pero prometo terminar de escribirte. para que me oigas, a un único amigo que (no) tenes.







Editado por Tormenta en 14 Marzo 2008 a las 14:26


__________________


"Comienza tu día con una sonrisa, verás lo divertido que es ir por ahí desentonando con todo el mundo."
Volver al comienzo Ver Tormenta's Perfil Buscar otros mensajes por Tormenta
 
la dama
Demente
Demente
Avatar

Ingresado: 07 Junio 2004
Lugar: Argentina
Conectado: Desconectado
Mensajes: 1922
Escrito el: 21 Abril 2008 a las 01:24 | IP registrada Citar la dama

wow tor.....

mas!

__________________

a miiii tucuman queridooooooo
cantareeeeee, cantareeeeeee
a mi tucuman queridooooo
cantare, cantare, cantareeeeeee!!!!!
Volver al comienzo Ver la dama's Perfil Buscar otros mensajes por la dama
 
Tormenta
Demente
Demente
Avatar

Ingresado: 06 Junio 2004
Lugar: Argentina
Conectado: Desconectado
Mensajes: 6075
Escrito el: 21 Abril 2008 a las 12:23 | IP registrada Citar Tormenta

(al fin alguien lo lee....)

una maravilla, segùn mi gusto, no???


y el tuyo??? lo leiste, te gustò o no???




__________________


"Comienza tu día con una sonrisa, verás lo divertido que es ir por ahí desentonando con todo el mundo."
Volver al comienzo Ver Tormenta's Perfil Buscar otros mensajes por Tormenta
 
la dama
Demente
Demente
Avatar

Ingresado: 07 Junio 2004
Lugar: Argentina
Conectado: Desconectado
Mensajes: 1922
Escrito el: 26 Abril 2008 a las 19:34 | IP registrada Citar la dama

lo voy leyendo lento, tiene unos cambios de tiempo poeticos, que me dejan leyendo y releyendo....

hay partes matadoras, muchas veces me encuentro lagrimeando..

todavia no termine tor...

mientras, segui poniendo algo aca!!

__________________

a miiii tucuman queridooooooo
cantareeeeee, cantareeeeeee
a mi tucuman queridooooo
cantare, cantare, cantareeeeeee!!!!!
Volver al comienzo Ver la dama's Perfil Buscar otros mensajes por la dama
 
La Maga*...
Admin Group
Admin Group
Avatar

Ingresado: 09 Mayo 2004
Lugar: Argentina
Conectado: Desconectado
Mensajes: 2148
Escrito el: 04 Mayo 2008 a las 00:15 | IP registrada Citar La Maga*...

yo lo leiiiiiiiii y me encantó aunque no comenté nada

más!!!!!!!!

__________________


Nos asomamos a veces a lo que fuimos antes de ser esto que vaya a saber si somos...
Volver al comienzo Ver La Maga*...'s Perfil Buscar otros mensajes por La Maga*... Visita La Maga*...'s Página principal
 
Tormenta
Demente
Demente
Avatar

Ingresado: 06 Junio 2004
Lugar: Argentina
Conectado: Desconectado
Mensajes: 6075
Escrito el: 04 Mayo 2008 a las 16:54 | IP registrada Citar Tormenta

es que publicar màs... no me demandaràn¿¿???

mejor intenten conseguir el libro!!! es una joyita!!!!!!!
claro que no es fàcil. Yo recorrì mil librerìas en mi ùltimo viaje y siempre la respuesta era: NO, mientras llevaba a la rastra a un entrañabla amigo, de esos que te aguantan todo, jajajajaja. Hasta que en una, perdida en una callecita de por ahi, una señora muy hippienta buscò y buscò hasta que.. zasss!!!






__________________


"Comienza tu día con una sonrisa, verás lo divertido que es ir por ahí desentonando con todo el mundo."
Volver al comienzo Ver Tormenta's Perfil Buscar otros mensajes por Tormenta
 
la dama
Demente
Demente
Avatar

Ingresado: 07 Junio 2004
Lugar: Argentina
Conectado: Desconectado
Mensajes: 1922
Escrito el: 19 Junio 2008 a las 01:15 | IP registrada Citar la dama

AAAAAAAAAAAA NOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO

si a vos te costo años conseguirlo, nos va sa mandar a nosotras a semejante tarea?????? eh?????????????????

nada, teclee querida, teclee

al menos las partes que mas te estremezcan

besos



__________________

a miiii tucuman queridooooooo
cantareeeeee, cantareeeeeee
a mi tucuman queridooooo
cantare, cantare, cantareeeeeee!!!!!
Volver al comienzo Ver la dama's Perfil Buscar otros mensajes por la dama
 
la dama
Demente
Demente
Avatar

Ingresado: 07 Junio 2004
Lugar: Argentina
Conectado: Desconectado
Mensajes: 1922
Escrito el: 29 Noviembre 2008 a las 12:09 | IP registrada Citar la dama

cuanto antes
mejor

mis huesos
mis recuerdos
mis silencios
todo se halla en su sitio
por lo tanto
ya estoy en condiciones de extraviarlos

........................ (M. Benedetti)


gracias Tor por este Libro




__________________

a miiii tucuman queridooooooo
cantareeeeee, cantareeeeeee
a mi tucuman queridooooo
cantare, cantare, cantareeeeeee!!!!!
Volver al comienzo Ver la dama's Perfil Buscar otros mensajes por la dama
 
Tormenta
Demente
Demente
Avatar

Ingresado: 06 Junio 2004
Lugar: Argentina
Conectado: Desconectado
Mensajes: 6075
Escrito el: 02 Diciembre 2008 a las 12:51 | IP registrada Citar Tormenta

la dama escrito:
cuanto antes
mejor

mis huesos
mis recuerdos
mis silencios
todo se halla en su sitio
por lo tanto
ya estoy en condiciones de extraviarlos

........................ (M. Benedetti)


gracias Tor por este Libro




cada vez que lo leo (en este momento no tengo ninguna copia... vaya saber cuàndo voy a conseguir alguna, otra vez), digo.. cada vez que lo leo, encuentro en sus letras algo que me llega distinto.. por otro lado. Es genial.





__________________


"Comienza tu día con una sonrisa, verás lo divertido que es ir por ahí desentonando con todo el mundo."
Volver al comienzo Ver Tormenta's Perfil Buscar otros mensajes por Tormenta
 
Violeta
Intrépido/a
Intrépido/a
Avatar

Ingresado: 11 Septiembre 2008
Lugar: Estados Unidos
Conectado: Desconectado
Mensajes: 164
Escrito el: 06 Diciembre 2008 a las 10:42 | IP registrada Citar Violeta

¿Y si lo escaneas?

__________________
El amor de dos se defiende entre dos
Volver al comienzo Ver Violeta's Perfil Buscar otros mensajes por Violeta
 
la dama
Demente
Demente
Avatar

Ingresado: 07 Junio 2004
Lugar: Argentina
Conectado: Desconectado
Mensajes: 1922
Escrito el: 23 Diciembre 2008 a las 23:16 | IP registrada Citar la dama

creo que es una buena idea....

__________________

a miiii tucuman queridooooooo
cantareeeeee, cantareeeeeee
a mi tucuman queridooooo
cantare, cantare, cantareeeeeee!!!!!
Volver al comienzo Ver la dama's Perfil Buscar otros mensajes por la dama
 

Si desea responder a un mensaje en este tema debe primero Iniciar sesión
Si Ud. no esta registrado debe primero registrarse

  Responder mensajeEscribir nuevo tema
Versión imprimible Versión imprimible

Ir al foro
Ud. no puede publicar nuevos temas
Ud. no puede responder a temas
Ud. no puede borrar sus respuestas
Ud. no puede editar sus respuestas
Ud. no puede crear encuestas
Ud. no puede votar en las encuestas

Powered by Web Wiz Forums version 7.92
Copyright ©2001-2004 Web Wiz Guide

Esta pagina fue generada en 0.0938 segundos.